SITIOS DE INTERÉS

Acueducto

El acueducto de Querétaro, es una monumental edificación actualmente de 74 arcos que alcanzan una altura promedio de 28.5 m y una longitud de 1298 m. Este acueducto es símbolo de la Ciudad de Querétaro y uno de los más grandes de México.¿Su función original? Proveer a Querétaro del agua que pasó durante años, desde la cañada hasta las múltiples fuentes regadas por la ciudad a través de esta edificación.


Aunque la gente considera sinónimos "los arcos" y "el acueducto", los arcos son sólo la parte visible y espectacular de un largo acueducto, simple canal oculto y desconocido.
Se debe al benefactor de Querétaro Juan Antonio de Urrutia y Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila, quien lo mandó construir entre 1726 y 1738 para satisfacer una petición de las monjas capuchinas y llevar agua hasta la ciudad. Pero el Marques se había enamorado de una monja cuando el ya estaba casado. No sólo puso la mayor parte del capital, sino que él mismo trazó, calculó y se sumó a la labor de docenas de trabajadores. Según la leyenda, estaba enamorado de una de las monjas y por eso gastó una inmensa fortuna para construir el acueducto.

A fines del siglo XIX la llegada del ferrocarril a Querétaro trazó sus vías por debajo de uno de sus últimos arcos. Pocos años después, se decidió cambiar el curso del tren y quitar las vías bajo el acueducto para evitar su deterioro por la vibración. En 1899, la muralla que conduce la acequia terminando la arquería hasta la fuente en el convento de la cruz, fue perforada añadiendo el 75° arco para prolongar la avenida de los arcos.

En el siglo XX, el crecimiento de la ciudad envolvió al acueducto y en su eje corre hoy la Calzada de los Arcos.La Avenida Bernardo Quintana cruza debajo de los arcos 25, 26, 28 y 29; la excavación del paso vehicular subterráneo de los arcos 26 y 28 fue en la década de 1970. La Avenida 20 de Noviembre la cruza en los arcos 67 y 68. Hay retornos en los arcos 7, 44 y 54. El último arco, el que se desvía, cruza sobre la misma Calzada de los Arcos, la cual continúa y cambia de nombre a Zaragoza. El acueducto se ha convertido en gran atractivo turístico y diariamente cientos de personas lo visitan y pueden fotografiar.

Actividades
Paseos, disfrute de restaurantes , bares y tiendas de los alrededores.

Consejos
Prueba recorrerlos todos caminando y siente, poco a poco la grandeza de la construcción que proveyó de agua durante años a esta ciudad.

Recomendaciones
No olvides tomar un delicioso café y probar la delicadeza de la cocina de un francés en el Café Buena Masa, en la parte este de los arcos.

Cómo llegar
Esta construcción es tan representativa de la ciudad de Querétaro y se encuentra en una zona tan popular, que es difícil no topárselo en cualquier recorrido por la ciudad.