Servicios turísticos

Cocina tradicional

Hace mucho tiempo los españoles llegaron a México. Dejaron a sus amigos, sus casas y sus tierras por buscar riqueza en un lugar desconocido. El viaje fue duro, la llegada peor. En todos los lugares a donde voltearon encontraron plantas ignotas, animales raros y personas de tez morena que los miraban sin cesar.


Tanta extrañeza los puso nostálgicos y pensaron que la mejor manera de sentirse mejor era comer como lo hacían en su país. Entonces, los conquistadores les enseñaron a los indígenas a hacer pan, los sacerdotes les mostraron la forma de hacer vino, importaron aceite de oliva; hicieron quesos con vacas españolas y probaron las carnes de todos los animales que encontraron.
Los indígenas no querían dejar de comer calabaza, maíz y chile. El resultado no pudo ser otro: huevos de hormiga con aceite de oliva, pollo con mole, camote con azúcar y leche; pan de maíz, calabaza y nuez. Ésta es la exótica comida queretana.
Si un día te atrevas a darle una mordida a un taco escamoles (huevos de hormiga) o a sopear un pan con piloncillo en atole blanco vas a probar años de mestizaje y sobre todo, vas a conocer el sabor de una cultura que ha sido mezcla y unión. Resalta la variedad de platillos que combinan ingredientes como el nopal. Se pueden degustar quesos, carnes secas, atole de teja, el zacahuil; o bien, las tradicionales enchiladas queretanas.

Algunas sugerencias de restaurantes tradicionales:

La Mariposa
Ángela Peralta No. 7, Centro Histórico.

El Arcángel
Guerrero Nte. 1, Centro Histórico

Cenaduría Blas
5 de Mayo No. 125, Centro Histórico

Nicos
Blvd. Bernardo Quintana 506, Arboledas

Chucho el Roto
Plaza de Armas.

Restaurante 1810
Plaza de Armas.

Las Monjas
Ezequiel Montes Nte. 22 .Centro.

María y su Bici
5 de Mayo 91, Centro Histórico, Querétaro.